Blog

« Regresar al blog

Nativos Digitales, la nueva generación de colaboradores

Todos conocemos el término “nativos digitales” para describir a aquellos que crecieron con las tecnologías digitales como parte integral de la vida cotidiana. En muchos sentidos, las perspectivas de los nativos digitales sobre la vida y la sociedad son fundamentalmente diferentes de las de aquellos que crecieron en la era analógica. Están programados para esperar servicios fluidos, como acceso instantáneo a la información, comunicación sin fronteras y entretenimiento a pedido.

 

En la era del trabajo remoto e híbrido, también estamos viendo el surgimiento de un nuevo grupo, cuyas experiencias con el trabajo también son fundamentalmente diferentes de cualquiera de los que ingresaron a la fuerza laboral antes que ellos. Estos empleados son los “nativos híbridos”.

 

¿Quiénes son los nativos híbridos?

 

Los nativos híbridos ingresaron a la fuerza laboral justo antes o durante la pandemia de Covid-19. Muchos de ellos comenzaron sus carreras durante el confinamiento. Fueron incorporados, integrados y ejecutaron sus trabajos en un entorno de trabajo virtual completamente remoto. Muchos solo conocieron a sus colegas en persona más de un año después de comenzar el trabajo. Otros todavía no los han conocido en absoluto.

 

Toda su experiencia con el trabajo se ha caracterizado por el constante movimiento entre los lugares de trabajo. Para la mayoría de los nativos híbridos, trabajar desde casa, realizar reuniones virtuales y colaborar con equipos completamente distribuidos es el statu quo. ¿Volver a la oficina? Para este grupo de trabajadores, será más una introducción.

 

¿Qué los hace diferentes?

 

En el Informe Global Hybrid Ways of Working 2022, las diferencias en lo que respecta a las expectativas y experiencias de las condiciones de trabajo varían entre cada generación.

Por ejemplo, el 10 % de la Generación Z informó que su espacio de trabajo habitual era un tercer espacio, como una cafetería, una biblioteca o un espacio de trabajo conjunto.

 

Además, el 64 % de la Generación Z y el 63 % de los Millennials dijeron que consideraban que su “oficina” era su computadora portátil, sus auriculares y cualquier lugar donde pudieran obtener una conexión sólida a Internet. Está claro que el futuro del trabajo, una fuerza laboral compuesta cada vez más por estas dos generaciones más jóvenes, probablemente priorice tener la libertad de trabajar desde cualquier lugar.



 

¿Por qué eso importa?

 

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., la Generación Z (aquellos nacidos a partir de 1997) representará aproximadamente un tercio de la fuerza laboral civil para el año 2030. Hay un claro cambio de valor en el lugar donde estas generaciones más jóvenes quieren trabajar, uno que puede tener un impacto significativo en la capacidad de una organización para llegar a estos empleados en el futuro.

 

Nada de esto pretende descartar el inmenso valor de tener una fuerza de trabajo generacionalmente diversa o de ninguna manera es una recomendación de que los líderes solo deben adaptarse a las necesidades de los trabajadores más jóvenes. Cualquier organización prospera mejor cuando sus empleados tienen una amplia gama de conocimientos y experiencias a partir de los cuales aprovechar, y la edad es sin duda uno de los factores más cruciales a considerar en esta ecuación. Para que las organizaciones tengan éxito en el futuro, deberán comprender cómo las experiencias pasadas afectan la comprensión de sus empleados sobre dónde, cuándo, por qué y cómo trabajar.

 

¿Qué debemos hacer al respecto?

 

Dado que gran parte del trabajo actual tiene lugar en plataformas digitales, la experiencia laboral ahora se define en gran medida por la calidad de nuestra experiencia virtual. Esto es especialmente cierto para los nativos híbridos. La ausencia de un espacio de trabajo anterior significa que su sentido de pertenencia, productividad y bienestar ha dependido completamente de la capacidad de su empresa para ofrecer una experiencia cultural y de incorporación virtual impecable.

 

Sin embargo, no todos han tenido esta experiencia impecable. Por ejemplo, hemos visto en nuestra investigación que los usuarios de dispositivos de audio de consumo se sienten más excluidos en las reuniones virtuales que aquellos con dispositivos de audio p